El quiromasaje es una técnica de masaje manual que sirve para relajar, estimular o descontracturar los tejidos blandos, con el fin de conseguir relajación y salud en el paciente.

Las manos trabajan sobre la piel con unos movimientos

( manipulaciones ) realizados con un ritmo y una velocidad determinada y que tienen un beneficio directo sobre la piel, el sistema nervioso, el sistema circulatorio o el sistema músculo-esquelético, entre otros.

Los tejidos blandos son movilizados con el objetivo de descontracturarlos, relajarlos o estimularlos y las manipulaciones a realizar dependerán del objetivo específico del masaje.